Política de capital humano

La Dirección de Apisol, empresa dedicada a la elaboración, envasado y comercialización de miel, polen y postres de frutas (dulce de membrillo, manzana asada y mermeladas), considera a las personas como uno de los componentes más importantes de la organización. El trabajador es considerado primero como persona y, por tanto, éste debe estar satisfecho, tanto en su vida profesional como en la personal, de forma que se sienta plenamente implicado en su trabajo para conseguir la satisfacción de los consumidores, proveedores, sociedad y capital. La responsabilidad en la gestión del Capital Humano incluye a todas las personas de la organización y, en consecuencia, adquiere el compromiso especial de todos los mandos que dirigen y desarrollan personas, a través de los siguientes principios:
  • Administración: cumplir y aplicar correctamente la legislación vigente en materia laboral y convenio colectivo, respetando las leyes de igualdad y minusvalía y fomentando la integración en la empresa.
  • Organización: dar a conocer a cada persona su relación de dependencia jerárquica y funcional, sus funciones, objetivos y competencias del puesto, con objeto de alinear las necesidades personales con la estrategia de la empresa.
  • Selección: conseguir las personas idóneas para los puestos de la empresa, dando prioridad a la promoción interna desde la igualdad de oportunidades para todos/as, con un plan de acogida, incorporación y desarrollo de carrera.
  • Formación: desarrollar los conocimientos, habilidades y actitudes de las personas, y las competencias necesarias para el correcto desempeño del puesto de trabajo, a través del plan de formación anual.
  • Evaluación: realizar un balance de los resultados obtenidos en el desempeño de las funciones, objetivos y competencias, analizando las desviaciones y acordando planes de acción a través del diálogo de evaluación entre responsables y colaboradores/as.
  • Comunicación: dar a conocer a todos los niveles de la empresa la cultura, valores y estrategia de la organización, llevando a cabo programas que desarrollen la atención al empleado y la responsabilidad social corporativa.
  • Retribución: remunerar de modo adecuado, justo y equitativo, desde la base de que quién más aporta más gana, según la evaluación de las funciones, objetivos y competencias, y teniendo en cuenta la valoración interna de los puestos de trabajo y la situación externa del mercado laboral.
  • Conciliación: promover acciones que fomenten el equilibrio entre la vida profesional y la vida personal y familiar, a través de compromisos con el empleado, dando prioridad a las situaciones de maternidad y embarazo.
  • Respeto a la diversidad: no se discriminará a las personas por razón de edad, sexo, nacionalidad, creencias, o ideología, y no se consentirán los malos tratos, la humillación ni el acoso en el trabajo.
  • Prevención: asumir la legislación vigente en materia de prevención de riesgos laborales y dotar a los trabajadores de la formación y los recursos adecuados para garantizar su máxima seguridad en el puesto de trabajo.

 

La Dirección adquiere el compromiso de proporcionar todos los recursos materiales y humanos necesarios para llevar a buen término la Política de Capital Humano de Apisol. Estos objetivos se concretan y despliegan en objetivos específicos enfocados hacia la mejora continua, que son periódicamente evaluados y aprobados por la Dirección, en el seno del Comité de Dirección.




David Senchermés Soldado.
Director General. Apisol.
16/05/2014